10 consejos para después de escribir

on Jueves, 18 Abril 2013. Valoración

5.0/5 Rating (6 votos)

10 consejos para después de escribir

Me encuentro cada vez con más aspirantes a guionista que creen que su labor es únicamente la de escribir

Ahora que acabo de publicar 1.000 consejos que hablan de cómo escribir un guion y otros aspectos del oficio de guionista, dejadme extenderme un poco más exponiendo lo que creo más recomendable una vez escrito un buen proyecto.
 
Como observaréis –si no lo habéis hecho ya– el círculo formado por guionistas en activo y productores con capacidad real de llevar a la pantalla un guion es un poco hermético. La mayoría de las productoras no tienen establecido un sistema ni un protocolo para leer y filtrar aquellos guiones que llegan a sus oficinas. De hecho, ha sido una lamentable realidad que la persona que muchas tenían leyendo guiones como primer filtro era la menos cualificada para tal efecto. No hablemos de contar con analistas o consultores de guion profesionales y formados para ese cometido, aunque en España se cuentan con los dedos de una mano.
 
Lo que realmente funciona para ellos es que los guiones sean de alguien reputado, o que les lleguen a través de alguien conocido, aun siendo conscientes de que pueden perderse guiones interesantes que haya por ahí. Pero todo tiene una explicación y, en este caso, la razón es que hay muchísima gente que escribe y que quiere ser leído y la amarga realidad es que, para encontrar un buen guion es necesario leer otros cien regulares, malos o muy malos. Las productoras no podrían acometer esa labor sin que supusiera un alto coste para ellas.
 
Pero en Latinoamérica está comenzando lo que parece el principio de algo, que espero y deseo sea una alta cifra de obras producidas; y en España, a pesar de que las cifras de películas y salas de exhibición van en sentido descendente, aún se producen y se producirán obras para las salas, la televisión o internet por la sencilla razón de que el público lo demanda.
 
Por otro lado, me encuentro cada vez con más aspirantes a guionista que creen que su labor es únicamente la de escribir, olvidando que deben también atender la otra parte de su trabajo: vender. Por ello, os lanzo unos cuantos consejos que espero os ayuden:
 
1. Escribir de verdad un buen guion
Si no cumplís este paso, no sigáis leyendo. Escribid, ved películas y series, escribid mucho, leed guiones y críticas de cine, escribid más aún, haced cursos, no paréis de escribir, asesoraros para el correcto desarrollo de vuestro guion, seguid escribiendo, leed libros de guion y, por último... escribid.
 
2. Haced un buen dossier de presentación
Elaborad un documento que contenga vuestro guion, por supuesto, pero que tenga una portada sugerente y que refleje el concepto de vuestra historia. Definid qué tipo de película es (género, subgénero, target, referencias de otras películas...). Contad vuestra historia en un párrafo y, si les gusta, seguirán leyendo. Contad vuestra historia en una sinopsis de 2 a 4 hojas y, si les gusta, seguirán leyendo el guion al completo.
 
3. Preparad un buen pitching
Tanto verbal como escrito. Nunca sabéis cuándo te encontraréis con un productor al que lanzar vuestro proyecto. Si no es algo concertado, procurad que sea muy corto y muy impactante. Hacer un buen pitching requiere mucha técnica y práctica pero en España hay quien os prepara de forma magistral. El pitching escrito, que sea un folleto de papel o digital que puedas mandar por e-mail a las productoras con la información justa para que les llame la atención.
 
4. Haced una lista de productoras
Deben ser las que produzcan de verdad en vuestro país, especialmente las que produzcan películas como la vuestra. Usad internet para rastrear, fijaos siempre en quien produce las películas que veis en las salas o las series que veis en TV, preguntad a amigos o personas que estén en el oficio.
 
5. Buscad el acceso directo
Para ser leído es del todo recomendable llegar a quienes deciden qué proyectos acometer en el seno de las productoras. Esto es tremendamente difícil si no es a través de alguien que les conozca o que trabaje en esa misma empresa y de quien nos hayamos ganado un poco de su confianza.
 
6. En las productoras en las que no haya contacto directo, tocad puertas
No es del gusto de nadie que te cierren puertas en las narices, o que dejen tu proyecto sobre una pila de guiones pendientes: probablemente nadie los leerá pero, a falta de representantes, es lo que hay que hacer si no hay otra manera. Llamar a puerta fría es un paso obligado para casi cualquier vendedor sin contactos directos. Vosotros también lo sois, no lo olvidéis.
 
7. Intentad contactar con representantes
En España hay pocos y suelen trabajar con artistas con experiencia, pero si no habláis con ellos nunca sabréis si os aceptarían como sus representados o no. La mayor parte de los representantes lo son de actores, aunque algunos también representan a directores y guionistas.
 
8. Buscad mercados de guiones
Tampoco se celebran cada semana pero hay algunos que forman parte del programa de algunos festivales. No os ciñáis sólo a los de vuestro país, ni a los de vuestro idioma. Estudiar inglés no es mala solución ante un eventual viaje a un festival extranjero o ante la cada vez más recomendable opción de probar suerte en otros países para vender vuestros guiones.
 
9. Haced networking
Hablad con otros guionistas, asociaros, colaborad, acudid a encuentros a los que vayan productores, haceros conocer con amabilidad y usando el tiempo justo para que no les quede un recuerdo negativo vuestro, tened siempre listas y a mano tarjetas de visita, aumentad vuestra red de contactos y hacedles saber cada cierto tiempo que seguís ahí y que seguís activos.
 encuentro productores
 
10. Por último, y no menos importante, seguid escribiendo
Puede que os lleve mucho tiempo el proceso desde que acabáis de escribir hasta que conseguís venderlo; en ese tiempo podéis mejorar vuestra escritura. Puede también que acabéis contactando con algún productor a quien no le gusta vuestra historia, pero sí vuestra forma de escribir. La próxima historia puede ser la buena.
 
Chicos, esto es una carrera de fondo. Si estáis dispuestos a asumir esto, estaréis más cerca de conseguirlo.

Si te parece interesante esta entrada, compártela :-)

Comentarios (1)

  • Mariangeles

    Mariangeles

    20 Abril 2013 a las 20:24 |
    El que quiera ver, que vea. El que quiera oir, que oiga,
    El guionista inteligente, que siga estos consejos.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.