Para qué sirve un lápiz

on Lunes, 20 Agosto 2012. Valoración

0.0/5 Rating (0 votos)

"Inexplicablemente, tendemos a no ir más allá de lo propuesto por otros creyendo que con ello la cosa funcionará"

Esa es la pregunta que suelo hacer a mis alumnos o a los guionistas con los que trabajo para que entiendan el concepto de creatividad: ¿para qué sirve un lápiz?

Alguien dijo que la creatividad era combinar conceptos aparentemente contradictorios. Observo con demasiada frecuencia una resistencia en los guionistas para salir de lo estándar, para proponer nuevas combinaciones entre elementos existentes que den lugar a otros nuevos. Inexplicablemente, tendemos a no ir más allá de lo propuesto por otros creyendo que con ello la cosa funcionará. Cuando exhorto a algún guionista a introducir elementos originales alguno me ha respondido con un... "pues no sé qué tiene de original tal película, y ahí está, haciendo pasta como ella sola". Lo que no suelen advertir es que muchas historias "no originales" o "poco creativas" funcionan porque sus productores tienen tantas armas de distribución y promoción en alguna industria consolidada, y en mercados extranjeros a los que acceden con total facilidad, que se pueden permitir el lujo de no serlo.

Seamos principiantes o profesionales contrastados, tenemos el deber moral de estrujarnos el cerebro para crear algo nuevo. CREAR. Lo del policía de NY comiendo donuts o el disparo en la sien del protagonista en el último plano de la película está más visto que los balcones de madera, como dice mi padre. Y, si hay que recurrir a recursos tan manidos como esos, seguro que hay una forma, un contexto distinto en el que ubicarlos para que la inteligencia del público no se sienta insultada.

¿Para qué sirve un lápiz? Para escribir. Bien, ¿y para qué mas? ...¿Cómo? Pues paraaaa... para ponérselo en la oreja. Estupendo, sigue: ¿para qué más? ...Joder, paraaaa... para matar a alguien. ¡Bingo! Acabas de inventar un uso creativo de un objeto cotidiano como es un simple lápiz. Lo único que has tenido que hacer es pensar un poco más, no conformarte con la primera opción que se te viene a la cabeza, con aquello que todo el mundo espera.

¿Tienes una escena en la que alguien persigue a alguien por la ciudad? Sí. ¿Qué es lo primero que se te viene a la cabeza cuando oyes "persecución" y "ciudad"? Dos coches a todo meter a lo Frankenheimer. Vale, eso ya lo hemos visto. Piensa algo nuevo. ¿Van volando? No jodas, otra cosa. ¿En burra? Buen intento, podría funcionar. Sigue. ¡En monopatines eléctricos! ...¡¡BINGO!!

Dicen que el primer libro lo escribió Dios y que todo lo demás son copias, pero las copias pueden ser esplendorosas si se conciben desde una actitud creativa que los haga parecer libros nuevos.

Si te parece interesante esta entrada, compártela :-)

Comentarios (0)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.