'Skyfall' (Análisis)

on Lunes, 18 Marzo 2013. Valoración

5.0/5 Rating (1 votos)

'Skyfall' (Análisis)

Siendo bastante mejorable, sus errores nos sirven para aprender algunas cosas que no debemos hacer.

(Atención: SPOILER)


No voy a exponer mi análisis de 'Skyfall' por ser una película memorable desde el punto de vista del guion: más bien debería decir que es bastante mejorable, pero cuyos defectos nos sirven perfectamente para aprender a no hacer ciertas cosas que producen una pérdida de atención por parte del público.

Vamos también a no olvidar que estamos ante una película más de la saga de James Bond (la vigésimo tercera) para no buscar justificación a ciertas acciones que forman parte de las escenas más trepidantes. Encontrar verosimilitud en algunas de las hazañas acrobáticas de Bond y otros personajes es sencillamente estéril.

SECUENCIA 1 - 12'20''

Entrada de un James Bond en plena faena por recuperar un disco duro –el McGuffin está servido– en manos de un grupo terrorista. El contenido del disco pone en serio peligro las vidas de un buen número de agentes de la OTAN inflitrados en grupos terroristas de todo el mundo.

El objetivo de esta secuencia es recuperar el disco, para lo cual Bond debe superar diversos obstáculos tales como perseguir (primero en coche y luego en moto) a quien posee el disco en medio de Estambul. Finalmente, consigue darle caza en un tren y, tras una esforzada pelea, Bond recibe el disparo de una compañera que yerra el tiro que iba dirigido al malhechor.

La secuencia acaba con el protagonista cayendo desde una gran altura al agua, suscitando en el espectador unas cuantas preguntas. Las más importantes son: ¿vivirá? Si es así, ¿podrá volver a su trabajo?

SECUENCIA 2 - 21'45'' (Tras los maravillosos títulos de crédito)

Es una secuencia de una arriesgada duración, que se salva por el hecho de estar aún en el primer acto y porque existe una tensión clara para el espectador generada por las preguntas anteriores.

El inicio, a juzgar por las escenas en las que vemos a M, la directora del servicio de inteligencia británico (el MI6), nos hace temer con más fuerza que Bond haya muerto, pero como eso es algo altamente improbable por el simple hecho de ser Bond y de ser Daniel Craig su intérprete, en seguida le vemos recuperado en un lugar de Turquía disfrutando de un tiempo de reflexión.

La reflexión acaba cuando Bond ve en las noticias internacionales que la amenaza terrorista sobre su país continúa, así que decide volver. Pero ahora el problema no es si vuelve antes o despúes, sino en qué condiciones: su edad y su retiro han mermado seriamente algunas de sus capacidades físicas.

La tensión de esta secuencia se refuerza con el obstáculo de que su jefa le hace pasar todo tipo de pruebas para asegurarse de que está preparado para volver a su trabajo. Bond está seriamente perjudicado, aunque finalmente es aceptado por M para volver a la misión. A espaldas de Bond nos enteramos de que realmente no ha pasado las pruebas (M siente un aprecio especial por Bond y es condescendiente), lo que aumenta nuestro temor de que su vida corra de nuevo peligro en la misión.

La Tensión Principal –correspondiente a todo el segundo acto– está servida: ¿estará realmente preparado Bond para afrontar la misión? La respuesta es NO: el final del segundo acto es una concatenación de catástrofes que Bond no es capaz de frenar y que casi acaban con su vida y la de M, su jefa. Pero volvamos al inicio del segundo acto.

SECUENCIA 3 - 12'25''

El terrorista que se escapó en la primera secuencia ha sido localizado en Shangai, lugar al que se dirige Bond para averiguar quién está detrás de la operación terrorista, quién es el cerebro que diseña cada atentado. La tensión tiene que ver con que si Bond averiguará para quién trabaja el terrorista.

Para ello debe enfrentarse de nuevo a él, pero con la mala suerte de que, tras una dura pelea, el terrorista muere sin soltar prenda. Pero un cliffhanger final –la ficha de un casino de Macao que encuentra entre las pertenencias del finado– le conducirá a su siguiente paso.

SECUENCIA 4 - 18'35''

James Bond se dirige a Macao siguiendo la pista de la ficha del casino. Allí se encuentra una bella mujer que trabaja para el grupo terrorista y fue testigo de la pelea y posterior muerte del poseedor de la ficha a manos de Bond en Shangai.

El objetivo de Bond en esta secuencia (y tensión para el espectador) es ganarse la confianza de la chica para que le conduzca al líder de la organización. Para ello, Bond, en un alarde de análisis del perfil psicológico de la chica, se da cuenta de que ella no es una mujer que disfrute precisamente de libertad y le promete acabar con el líder si le lleva hasta él, lo que acabaría con el régimen de semiesclavitud de la bella.

Tras otra pelea con los matones que protegen a la chica en Macao, la secuencia encuentra su respuesta en un barco en el que se drigen a la isla en la que se esconde el villano. Una escena de sexo en el camarote de la mujer responde con meridiana claridad a la pregunta de si se ganará la confianza de ella.

PUNTO MEDIO

Bond llega se encuentra con Silva (Javier Bardem), personaje que no abandona la trama ya hasta el final. La historia, a partir de ahora, es la de Bond mano a mano contra él.

SECUENCIA 5 - 16'30''

He aquí el problema real de esta historia: la secuencia que sirve para conocer a Silva, el villano al que no habíamos visto la cara hasta el Punto Medio, se convierte en una secuencia de exposición sin acción que conduzca la trama. Los 16 minutos largos se dedican a saber quién es Silva y cuál es su motivación, con el consiguiente bajón de atención por parte del espectador que se mitiga en gran medida por la excelente interpretación de Bardem.

Silva es un antiguo agente del MI6 con ansias de poder, un ángel caído que profesa una relación de amor-odio hacia M, la directora del servicio de inteligencia y jefa de Bond. Un perfecto 'black mirror' de James Bond, con sus habilidades y su misma afección hacia M, a quienes ambos perciben con una suerte de dependencia emocional (M de Mother?), pero con toda la perversión que su villanía le otorga.

Silva, tras una larga conversación con Bond en la isla, es apresado y conducido a Londres. Pero allí, tras exponer ante M lo mal que lo trató en el pasado –lo que justifica su cometido–, escapa.

SECUENCIA 6 - 16'45''

¿Conseguirá Bond averiguar y frenar los planes de Silva? Para ello, Bond, con la ayuda de Q, el experto en inteligencia informática y operacional del MI6, descifran el ordenador de Silva para descubrir que pretende un atentado contra M mientras está siendo juzgada por la Ministra de Interior en una comisión extraordinaria organizada por las dudas en su competencia por su avanzada edad, circunstancia a la que se atribuyen ciertos errores del servicio de inteligencia.

Bond, tras una trepidante y catastrófica persecución por el metro de Londres, consigue llegar a tiempo a la sala de la comisión para salvar la vida de M y la de la Ministra, no así de un buen montón de personas presentes.

El segundo acto termina, como adelantaba antes, con unas consecuencias dramáticas para el entorno de Bond, que ha puesto el 110% de sus mermadas cualidades en la misión. Y comienza el tercer acto, una nueva batalla que, a diferencia de la anterior, se desarrollará por iniciativa de Bond, en un tereno afín a él: Skyfall, una mansión en Escocia en la que se crió y donde perdió a sus padres a una temprana edad.

SECUENCIA 7 - 12'50''

Bond conduce a M a Skyfall dejando un rastro para que Silva pueda encontrarlos. De nuevo una secuencia de exposición del pasado de James Bond en la que entendemos mejor su psicología y la relación con M. Casi 13 minutos de escenas en las que la única leve acción es la de preparar la fortaleza para poder enfrentarse a Silva con más garantías.

SECUENCIA 8 - 19'10''

Silva llega con su ejército a Skyfall. Dilatada batalla final en la que Bond termina con todos con la ayuda de un antiguo sirviente de sus padres y unas cuantas armas de caza. La trama encuentra su anticlímax en el fondo de un lago helado en el que Bond se sumerge en una pelea con un secuaz de Silva. La escena acaba sin saber realmente si Bond encontrará salida bajo la capa de hielo.

Y el clímax cuando Bond aparece por sorpresa justo cuando Silva va a acabar con su vida y con la de M: Bond acaba con él antes de que eso ocurra, aunque M muere por la herida causada en la lucha anterior. El final, así, no es feliz, sino satisfactorio: el protagonista consigue lo que quiere pero pagando un precio muy alto por ello, sacrificando algo muy importante, en este caso a M, cuya muerte llora como si de una madre se tratara.

Las dos escenas finales (aftermath) nos dejan bien claro que Bond no está acabado como se temía a lo largo de la historia y que su lucha (y la saga) continúa.

TEMA: LA EDAD

Es un elemento que se repite durante toda la película y que, de una manera bastante clara, da forma a la trama. Por un lado, Bond es un agente ya no joven que comienza a experimentar cierta decadencia en sus capacidades físicas. Esta circunstancia potencia la Tensión Principal –correspondiente al segundo acto–.

Por otro lado, M es una mujer de edad avanzada cuya competencia está en entredicho ante el gobierno británico y su puesto pendiente de un hilo durante toda la historia. El contrapunto en el servicio de inteligencia es Q, el brillante e imberbe colaborador de M y Bond, cuya corta edad no hace sino resaltar sus cualidades intelectuales.

El fantasma de lo viejo y lo decadente, está también en elementos de escena como la ciudad de Estambul, localización que abre la historia; la nueva sede del MI6, instalada en una antigua nave industrial oculta; también en la isla en la que reside Silva, abandonada y decrépita; en el coche de Bond, un Aston Martin DB5 del 64 (gracias, @antoniorentero) cuidado como oro en paño; la simpleza de los gadgets que Q pone a disposición de Bond; y, cómo no, en la propia Skyfall, antigua mansión de Bond, escenario de todo el tercer acto de la historia.

Skyfall es, en definitiva, una historia interesante por la profundidad de los personajes, mejorable a nivel de gestion de la información/tiempo pero con una realización fascinante.

Si te parece interesante esta entrada, compártela :-)

Comentarios (0)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.